La mitad invisible ~ Cristina García Rodero

Publicado por en Fotografía

Cristina García Rodero es la dama de la fotografía de nuestro país. Premio nacional de Fotografía en 1996, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2005 y, entre otros muchos reconocimientos, primera española en formar parte de la prestigiosa Agencia Magnum.

La vida de Cristina ha estado, desde muy joven, vinculada al mundo del arte. En 1972 finalizó sus estudios de Pintura, licenciándose en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Y es durante esa etapa cuando toma su primer contacto con el mundo de la fotografía, que le llevará en 1973 a materializar su primer proyecto fotográfico sobre las fiestas, tradiciones y ritos en España: “La España oculta“. A partir de aquí ha compaginado su labor como docente en la Universidad, con un sinfín de proyectos fotográficos que avalan su dilatada carrera. No quiero extenderme detallando pormenorizadamente su currículum, pues podría dar para varias entradas.

El motivo de este artículo no es otro que recordar el programa que La 2 de TVE le dedicó hace un año a una de sus fotografías más icónicas “El alma dormida” (que forma parte de su trabajo “España oculta”) poniendo especial interés en todo lo que rodeó a ese “momento decisivo”. Desde su captura pasando por su su revelado, hasta su interpretación. Esa “mitad invisible que completa el valor de una imagen”.

Recuerde el alma dormida,

avive el seso y despierte

contemplando,

cómo se pasa la vida,

cómo se viene la muerte

tan callando,

cuán presto se va el placer,

cómo, después de acordado,

da dolor;

cómo, a nuestro parecer,

cualquiera tiempo pasado

fue mejor.

[ Jorge Manrique ]

Decía Ansel Adams que “Un negativo es como una partitura musical; ahí está la información, ahí está la obra, pero hay que interpretarla“. Y no es lo mismo la intrepretacion de un gran maestro de la música, que alguien que se está iniciando. Y ese proceso es altamente creativo porque uno puede destrozar una foto maravillosa porque el positivo es malo.

Y ya para terminar, una reflexión sobre la elección del Blanco y Negro para esta fotografía (y que es extensible a la fotografía en general), la ausencia del color, en palabras de la propia Cristina, “Si una pintora hace fotografías en blanco y negro, por algo será, ¿no? Al no haber color, es pura esencia. La imagen tiene que ser tan buena porque hay tan pocos recursos, hay tan pocas cosas que la salven, que tiene que ser muy buena. Pero también porque el blanco y negro tiene tan poco que ver con la realidad que te abstrae, es más evocador”.

Un imprescindible que no os debéis perder si no lo habéis visto. Disfrutadlo.